DISEÑO Y FABRICACION DE BICICLETAS ELECTRICAS TANKE

El concepto de inicio de las bicicletas eléctricas Tanke es la robustez, resistencia del  cuadro, una geometría diferente y su polivalencia gracias a sus multiples configuraciones con las que se puede enfocar a un uso en particular como ciudad, campo o montaña y ampliar autonomía y potencia.

La eficiencia de los motores eléctricos y las baterías de Li-ion ofrecen a la bicicleta eléctrica Tanke un gran ahorro como medio de transporte frente a los convencionales de combustión como las motocicletas de baja cilindrada.

La bicicleta eléctrica Tanke está homologada para la circulación por vías públicas. Si la motorización elegida es de 250W y no se instala acelerador, sino un sistema electrónico de asistencia al pedaleo que desconectan el motor por encima de los 25 km/h y pesar menos de 40Kg,  puede circular conforme con la legislación española. Aún así se recomienda conocer la legislación vigente de cada comunidad por si existiesen variaciones.

 

 

La normativa para las bicicletas eléctricas se contempla en el Artículo 22 del Real Decreto 2822 de la legislación Española y la Directiva 2002/24/EC de la legislación Europea.

Resumen general para que se siga considerando bicicleta eléctrica y no ciclomotor:

1º.- Como máximo el motor eléctrico prodrá ser de 250 watios de potencia nominal.
2º.- El motor eléctrico solo prodrá funcionar mientras se pedalee (modo Sistema de Asistencia al Pedaleo, PAS).
3º.- La máxima velocidad que se podrá alcanzar con un motor eléctrico es de 25km/h.
4º.- Como máximo la bicicleta eléctrica con todos sus componentes podrá llegar a pesar 40kg.